Íbamos a reírnos, íbamos a…

Esta es una entrada personal y sin relevancia para nadie más que para mí misma, pero no puedo dejar de hacerla: Mañana se celebrará el Funeral de Estado por las «víctimas del coronavirus». Esta noche repiten el programa «No te dije adiós»en la 2 de TVE a las 00:25, es decir, mañana en realidad, que presentan como: «Documental que rinde homenaje a las víctimas de coronavirus en España. Doce familias comparten sus historias sobre los seres queridos que han perdido y de los que no han podido despedirse.» En ese programa se le rinde un pequeño homenaje a mi padre, Enrique Gutiérrez y Simón.

Todo eso, aparte del constante recordatorio de muerte y destrucción por la pandemia, lógicamente me remueve y me hace recordar la pérdida sufrida.

Pero lo que más me entristece realmente es pensar en todas esas cosas que ya no podré hacer con mi padre. Recordar que días antes de morir me dijo que cuando pasara todo, nos reiríamos de todo ello, como hacíamos siempre. Pensar, al ver el vídeo en el que mi amigo Mario Carvajal explica cómo usar la aplicación de Google Tour Creator, en que si estuviera vivo le animaría a crear un tour por Madrid, que estoy segura de que sería un gran éxito, como pueden testificar todos los que han venido y él les ha servido de guía. Lo habría hecho, siempre estaba dispuesto a aprender cosas nuevas y a hacer cosas que sirvieran a otros. Hay tantas cosas que podríamos haber hecho, le quedaba tanto por hacer. ¡Su próxima cita médica se la habían dado para dentro de un año!

Me gustaría acabar la entrada con alguna frase alentadora, pero la verdad también es bueno de vez en cuando dejar salir el dolor y la tristeza, sólo un ratito… 😥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.